jueves, 19 de julio de 2012

Cartas jamás enviadas (XXI)

                                                                                       Un nublado y caluroso día de Julio.
Amado desconocido: 
Poco a poco todo se va acabando, o al menos, así lo siento yo. No importa lo que digas, no importa lo que hagas porque esa manera de andar se quedará aquí, aquí dentro. Y al igual que Kafka escribió a Felice y Smith escribió a Elise, yo te escribo a ti. Te escribo a ti nada más para que tú, dulce piel de melocotón, sigas siendo parte de mí. Te escribo a ti porque eres el único con el que puedo empezar de nuevo mientras todo a mi alrededor se acaba. Te escribo a ti porque eres el principio de todo.
Cierro los ojos. Todo se esfuma. Ya no queda nada más que lo que quisiste regalarme: nada. A través de la ventana ya ha anochecido, pero una vela alumbra todavía en mi corazón. Las canciones que quise dedicarte, aquellas que me rompen el corazón. El chocolate de tus ojos. La miel de tus labios. El dulce aroma de tu cabello. No, no me digas que no. Todavía me quedan muchos Septiembres que  borrar y muchos lunes sabor chicle de menta que olvidar. Todavía me quedas tú bañado en ayer.
Siento la necesidad de ver tus ojos en el umbral de mi puerta. La melodiosa necesidad de deslizarme por tu mirada y sonreír con inocencia esperando que tú te hayas olvidado ya de tantas faldas cortas y noches de alcohol. Y todavía espero verte pasar por mi calle. Todavía espero las mañanas que me prometió tu silencio en la eterna espera.
Retengo las lágrimas. No puedo flaquear. Todo ha pasado ya.
No, no digas nada. Quédate callado, quiero oír las pisadas del gato que se acerca a susurrarme que no debo recordarte. No, no, no hables. Mantente en silencio, ojos chocolate, no vayas a hacer que recuerde tu preciosa voz. No digas nada, ya no hay nada qué decir. Ya no hay nada que pueda escribirte más que añoro  el sentimiento agridulce por tu figura.
Qué amargo es el amor cuando se acaba...

Con recuerdos aguados en la mirada,
La chica de ojos verdes.






"Elise believe I never wanted this 

I thought this time I'd keep all of my promises 

I thought you were the girl I always dreamed about 
But I let the dream go 
And the promises broke 
And the make-believe  ran out..."

1 comentario:

Lausaver dijo...

Triste, muy triste, no sé si las cartas son reales, o forman parte del blog y nada más, aun así me gusta, no sé que tiene tu blog, pero me retiene, son uno de los pocos blogs que me atrapan, no sé si será la estética y la música, aparte de que escribas genial, supongo que hay cosas que jamás tendrán explicación, a veces es mejor. Besos y Saludos.