lunes, 2 de julio de 2012

You're the song inside of me.

Tenía que encontrarte, dentro de mí algo me lo decía. Creo que fue una especie de luz que se encendió, que me maravilló y que me quemó. Había pasado demasiado tiempo en una nube de algodón que tan sólo me pertenecía a mí, en una nube muy alta, en un eterno sueño que jamás se cumplía. Y lo necesitaba, necesitaba encontrarte. Me daba igual dónde estuvieras, me daba igual cómo fuera tu manera de andar, me daba igual el color de tus ojos o la textura de tu cabello. Sólo quería escuchar una voz que me tranquilizara, una mano en mi hombro, una caricia que me estremeciera, un beso, quizás, un beso que me despertara por fin y me hiciera sonreír, sonreír de verdad.
Y tú, tú serías esa pieza que me faltaba, ese último lunar de mi cuerpo que contarías tocándolo con tus labios. Pero nadie parecía entenderlo, nadie parecía querer luchar conmigo. Necesitaba encontrarte para no sentir este vacío tan doloroso en mi interior. Tengo miedo de escribir lo que en realidad quiero escribir, me da miedo mostrar lo que guardo aquí, lo que guardo de todo el mundo y te mostraría sólo a ti. Y necesitaba un nuevo comienzo, sí, eso es. Necesitaba una nueva sonrisa por la que mereciera la pena luchar. Necesitaba un alguien que me mirase y fuera feliz así, tan sólo mirándome. Necesitaba encontrar la otra parte de mi canción, la armonía de todo lo que escuchara, los colores que pintaran mi vida, la inapagable luz al final del túnel. Necesitaba encontrar lo que llevaba tiempo buscando, algo que rompiera esa soledad.


No es posible que estés tan lejos, no es posible que tardes tanto en llegar. No es posible que permitas que me sienta tan perdida en este mar de dudas y sentimientos. 
Tú eres la razón y a la vez la pregunta de por qué estoy escribiendo esto. Necesito encontrarte.

4 comentarios:

The Gossip Eye dijo...

¿Nunca has oído esa frase...
"cuando dejas de buscar, encuentras"?

;)

Es bonito cómo describes a la persona que esperas.
Yo creo que la persona ideal, es aquella con la que no te importa estar sentada, sin decir nada, sin hablar, porque te basta con su compañía.

Genial entrada, como siempre.

muaaak.

Marina dijo...

Supongo que es verdad que la necesidad agudiza el ingenio, que haces lo que sea para encontrar lo que quieres, lo que deseas. Es genial poder sentir que hay alguien por ahí que te complementa, y mejor aún poder ir en su busca sin que te afecte lo que los demás piensen.
Perfecto. <3

María Hojas De Papel dijo...

Esta sí que me ha encantado *____* La mayoría de tus textos,en algunos aspectos,consiguen que me identifique jajaja Y la foto es preciosa *.*

Elise dijo...

Muchas gracias. <3