domingo, 22 de abril de 2012

Sigues siendo París en una tarde de otoño.// Pequeño homenaje a un grande.

De vez en cuando todo se vuelve Domingo. El cielo se nubla de recuerdos, el chocolate sabe amargo, las matemáticas se dejan para el lunes y el café se enfría con un soplido y, sin más, es Domingo. Sin más, las sonrisas se esconden debajo de la cama, las cartas jamás enviadas temen ser escritas y la Señorita Rock n' Roll no asiste a su concierto. Y sin más, los besos que querías desaparecen.
Es pronto cuando me paro sentada a pensar cómo decirte esto, cómo entrelazar palabras sin sentido mientras te recuerdo. Pero ya es tarde cuando me doy cuenta de que no sé hacerlo, de que después de tantos años este sentimiento de distancia hacia ti se ha agigantado a una velocidad alarmante y ahora no sé ni qué pensar o sentir respecto a ti. Da igual, mañana será lunes y todo será más fácil o al menos eso quiero pensar.
Es bonito imaginarte entre luces de colores, bailando esas canciones de moda absurdas que tanto gustan con un vaso de alcohol en la mano. Es bonito imaginarte contando chistes malos mientras sonríes a las chicas guapas que se te acercan. Es bonito, sí, muy bonito sentir que sigues siendo el mismo aunque sepa que no es así.  Sentir que lo único que importa ahora es tu risa, el lunar cercano a tu ojo y la elegancia de tus rizadas pestañas. Sentir que al fin y al cabo tú estarás estorbando en este hueco de corazón hastiado y quemado que sigue repitiendo tu nombre, que sigue queriendo acariciar tu piel, que sigue creyendo que antes de cumplir los dieciocho estaremos compartiendo algún banco en un parque siendo protagonistas de una escena ñoña pero bonita.
Hoy es Domingo, sí, y mañana estarás ahí de nuevo. Yo te evitaré, pero tú me acariciarás y pronunciarás mi nombre e inevitablemente mi cerebro chillará de alegría mientras mi corazón se llevará las manos a la cabeza preguntándose de nuevo por qué sigues existiendo. 
Y a pesar de todo seguirás siendo París en una tarde de otoño, Londres en un verano templado, una canción de moda y una media sonrisa inyectada en nostalgia.


Una caricia y un poco de miel en los labios mientras te limpio las lágrimas de un amor que te cascó el corazón.


Pequeño homenaje a un grande.
Ayer, 21 de Abril, Robert Smith (The Cure) cumplía 53 años y me gustaría dedicarle un pequeño espacio porque aún siendo una persona lejana a mí ha estado más cerca de mí cuando lo necesitaba que muchos conocidos.
Los que tenéis ídolos sabéis lo que es sentir cerca a una persona que vive muchísimos kilómetros alejada de ti, que habla otro idioma y con la que jamás mantendrás una relación de confianza. Sabréis lo maravilloso que es poder sentir la calidez de su voz, de sus palabras, de sus pinturas...y sentirse en casa, sentirse bien, saber que puedes acudir a esa persona siempre, que jamás te dirá "Sí" pero tampoco dirá "No".
Por eso mismo este espacio te lo dedico a ti, Robert. Gracias por estar ahí, por ayudarme a escribir y a sentir. Gracias por componer y por hacerme sentir tan bien. Ojalá yo haga sentir algún día a alguien como tú me haces sentir a mí.
Gracias por haber estado ahí cuando ya no quedaba nadie. Gracias.







¡FELIZ CUMPLEAÑOS Y CUMPLE MUCHOS MÁS!

5 comentarios:

Adriana. dijo...

ME HAS DEJADO CON LA PIEL COMO ESCARPIAS. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH, Sigue escribiendo por la madre que te trajo a este mundo, eres mi ídolo *-*
http://norechacesnocalles.blogspot.com
:)

María Hojas De Papel dijo...

Está genial *-* Tus textos son preciosos, no sé como se te ocurren *_*

Lilii dijo...

Me encanta, te lo llevo diciendo desde hace tanto tiempo que creo que hasta te vas a cansar de mí :)
Puedo entender parte de tus sentimientos por Robert. Una de las cosas que más me gustó cuando descubrí tu blog, fue la música, decidí buscar alguna que otra canción del cantante y debo confesar que ahora me gusta bastante, que en días tristes es lo único que me apetece escuchar, o en días sin inspiración :)
El texto como siempre perfectíísimo, me ha encantado la frase final, siempre me vuelven loca tus frases finales :)

Lausaver dijo...

Sin palabras, sigo sintiendo sentirme tan identificada, pero sigue siendo una maravilla.

Elise dijo...

GRACIAS a las cuatro por pasaros y leer. Ya sabéis que me hacéis muy muy feliz :DD

Besos <33