miércoles, 2 de mayo de 2012

El día que The Police se separó.

4 de Marzo, 1983.
En la radio sonaba su canción. Every Breath You Take llenaba la habitación. Estaba tirada en la cama, tapada con una manta a pesar de que ya no hacía frío. Su melena morena se desparramaba por la almohada y su brazo derecho colgaba de la cama frágil. Parecía una muñeca de trapo a la que le habían cortado los hilos.
Su mirada se perdió en una mancha del techo, probablemente los restos que quedaron de un mosquito que fue aplastado. Fijó su mirada en ella y se prometió a sí misma no apartar la mirada de allí hasta que la canción no finalizara.
Dejó que la música y la voz de Sting fuera respirada por cada poro de su piel, se dejó mecer por la melodía, por el ritmo y por la bella letra de su canción. ¿Sabría él cuanto le recordaba? ¿Sabría que el rubio ceniza de su cabello se había quedado grabado en su retina o que el azul profundo de sus ojos le seguía robando el sueño?
Sonrió. Claro que lo sabía. ¿Cómo no lo iba a saber después de tantas veces repitiéndoselo? ¿Cómo no lo iba a saber después de ese millón de cartas enviadas? Después de que cada una de las palabras bonitas de este mundo le fueran entregadas en canciones, después de todos los besos, caricias, abrazos, sonrisas y bromas.
Claro que lo sabía, claro que sabía que le quería.
Suspiró feliz, tampoco quedaba tanto para verle de nuevo, unas horas de nada y le tendría entre sus brazos, unas horas de nada y oiría de nuevo su voz susurrando su nombre, unas horas más y sus labios se encontrarían en una sonrisa robada.
Le imaginó bailando con ella su canción, tatareando "I'll be watching you" mientras se movía con esos movimientos tan torpes y abrazándola por la cintura con su mirada fija en la suya. 
Todo sería perfecto esa noche, The Police llenaría la habitación con sus canciones y el amanecer no llegaría jamás con él a su lado. Al menos, eso creía ella, todavía con la mirada fija en la mancha del techo.

4 de Marzo, 1984.
Ojalá no le hubiera conocido jamás, ojalá su cabello rubio no fuera tan hermoso, ojalá esos ojos no se clavaran tan adentro. Ojalá no doliera tanto.
Se tiró en la cama todavía vestida con su bonito vestido negro y lloró, lloró amargamente toda la noche, mientras en la radio anunciaban que The Police daría su último concierto esa misma noche en Australia.


El último concierto de The Police fue en Australia, el 4 de Marzo de 1984. Después de esto, la banda permaneció separada un largo periodo de tiempo hasta que en 2003 se juntaron de nuevo para realizar un concierto y, otra vez en 2007. Nunca realizaron un comunicado sobre su disolución, por lo tanto la entrada guarda algo de realidad, pero no cuenta la verdad exacta.

8 comentarios:

María Hojas De Papel dijo...

Está muy bien *-* Me encanta la primera parte en la que te detienes en cada detalle consiguiendo que el relato sea especial ^^

Adriana. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adriana. dijo...

Jo, hacía mucho que no te leía, y me he quedado frita con esta entrada. LA HE LEÍDO DOS VECES. Casi muero en la silla de mi escritorio.. :')

Cilla dijo...

Sublime ._. Police es uno de mis grupos favoritos.. no me esperaba para nada esta entrada, casi podía escuchar Every breath you take en mi cabeza mientras lo leía... qué pasada! cada vez te superas más.

http://leyendasveladas.blogspot.com.es/

Elise dijo...

¡Gracias a las tres! :D Me alegra que os gustara.

Un beso <3

†Antüan† dijo...

ella siente solo purezas, sentimientos puros que traen dolor, amor infinito, soledad bajando por su mejilla...

cariños

May R Ayamonte dijo...

Me ha gustado mucho y la descripción de ella es increible.
Un beso, te espero
http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com.es/

Elise dijo...

¡Gracias chicas! <3