miércoles, 5 de septiembre de 2012

"Whisper your name in an empty room."

Sólo unos segundos más tarde de lo normal y ya te empiezas a retorcer. Te veo tirado en el suelo como un niño indefenso en busca de unos brazos a los que agarrarse. Sacas la lengua y te mojas los labios. Cierras los ojos y empiezas a gritar, sudas sin control y yo no te voy a parar. No, no te voy a parar.
A través de la ventana los cuervos graznan helados, congelados como tu mirada en mi interior. Me acerco a ella en silencio mientras gimes y lloras encima de la alfombra. Acaricio las cortinas y me envuelvo en ellas mientras me pierdo en el invierno más frío que jamás he imaginado. Pienso en habitaciones vacías, relojes, mesas llenas de comida mohosa, canciones setenteras, persecuciones terroríficas y camas manchadas de sangre. Pienso en convulsiones, en nieve en el pelo, en manchas de lejía en el pijama, en comas etílicos y en sobredosis de dolor. 
Y te miro, no me das pena, es más, ojalá, ojalá dejaras de existir. Ojalá cerraras tu puta boca de una vez. No puedo soportar tus miedos, tu cuerpo desnudo vomitando en la alfombra, las lágrimas que te surcan el rostro y los aullidos que te desgarran la garganta. Si hubieras sido más persona en el pasado, quizás el presente no te estuviera haciendo tanto daño. Si hubieras sabido amar, quizás...

Recorro la casa en busca de algo que no sea recuerdos de tu presencia. Recorro la casa buscando algo más que recuerdos de lo que solías ser, algo más que el olor a cigarro y casa vieja. Cómo te odio, cómo odio la forma que tienes de dejar tu rastro en todos lados, como un perro sarnoso, como el más sucio de los animales. Allá dónde mire veo tu sonrisa que un día me pareció bella, que un día completaba la mía. Allá dónde mire, tu nombre se clava en mí como una fina estaca de hielo penetrando en mi carnoso y húmedo corazón. Allá dónde esté oigo tus gritos de desesperación llenando esta casa perdida; porque un día tú y yo quisimos perdernos en ella. Porque un día quisimos abrazarnos en cada rincón, succionarnos el alma y compartir todo lo que nos era posible. Y un día quisimos ser sólo una persona, fundirnos a la luz de la luna mientras aspirábamos el poco oxígeno que nos quedaba. Porque un día...un día fuimos felices.

Regreso a la habitación. Y ahí sigues, casi muerto, pero tan vivo que me apetece estrangularte. Saco la maleta que guardábamos debajo de la cama y meto en ella todo lo que un día fue mío, antes de que tú lo impregnaras con tu inconfundible aroma, claro. Vacío mi armario y cierro la maleta. Suspiro y me dirijo a la ventana de nuevo. Los cuervos ya se han ido, el jardín está cubierto de nieve y una fuerte tormenta descarga su furia sobre todo ser vivo que descansa fuera. Me quedo unos segundos contemplando como las grandes gotas golpean el cristal. Quizás quieran entrar, pienso. Y abro la ventana. Y por ella entra el agua que nos moja por completo, a ti y a mí, que sonrío mientras agarro la maleta y me precipito por la ventana con la delicadeza de un gato. Me precipito por la ventana ignorando tu cuerpo desnudo retorciéndose, ignorando tus súplicas. Si hubieras sabido amar, quizás...

Una vez abajo, echo a correr sin ninguna dirección con el único deseo de que esta tormenta acabe contigo antes de que lo haga conmigo.


And the way the rain comes down hard.
That's how I feel inside...
Open-The Cure.
M.

4 comentarios:

alvarobd dijo...

Me gusta, tiene mucha fuerza, mucho sentimiento (aunque sea de odio).
Un saludo!

Lausaver dijo...

Es muy fuerte, una despedida ya de por si es dura, como para irse de esa manera sin apenas decir nada dejando lo que una vez quisiste, dejando a la persona por la que hubieras muerto en cualquier situación del pasado, dejándola sola para siempre; pero más duele el motivo, irse porque realmente esa persona no te sabe amar como tú lo haces y eso te derrumba por dentro y por fuera, y aunque lo sigues queriendo decides irte para poder darte una oportunidad. Me encanta, es genial, el frio que trasmite...todo. Sigue así. Besos :D

María Hojas De Papel dijo...

¿Cómo narras tan bien? Yo ni esforzándome al máximo lo consigo,queda forzado...JAJAJAJA Bueno,que me encanta :)

Clío dijo...

(es lo que ya te han dicho, tiene fuerza, tiene un texto increíble, y transmite tanto ese sentimiento de rabia incomensurable cuando uno solo quiere un abrazo de noche)