jueves, 16 de febrero de 2012

White Nights.

La noche era extremadamente blanca cuando tus labios se curvaron en una sonrisa torcida. La luz de la luna era blanquecina y brillante como tu piel y tu risa suave y musical.
Tu voz sonaba cristalina y entrecortada, parecía provenir de otro mundo en el cual los pájaros siempre cantan y las mariposas no vuelan, bailan.
Fue divertido dibujar círculos en tu espalda, dibujar vidas ajenas que en realidad son eso, círculos cerrados. Pero ellos lo ignoran. 
Contar tus lunares no fue tarea fácil, aún así salí victoriosa y en apenas unos minutos cada lunar había sido acariciado por mis siempre temblorosas manos.
Cuando la noche llegaba a su fin, también lo hacían nuestras miradas y nuestras sonrisas silenciosas. Poco a poco fuimos cayendo en el enredo de las sábanas causado por una estrella caída. Ambos sabíamos que al amanecer nuestros destinos se separarían y nuestras huidas nos llevarían a aquel lugar donde la noche, dicen que es oscura y dicen que es imposible contar cada estrella del cielo. A aquel lugar en el que existen días grises y soleados y donde del cielo caen gotas de agua fría cuando las nubes se enfurecen.
Si hubieras, al menos, dormido más cerca de mí no sentiría ahora el frío en mi nariz, ni los escalofríos nerviosos recorriendo mi cuerpo como mis dedos lo hicieron por tus brazos.
Podrías, al menos, haber posado la cálida palma de tu mano sobre mi mejilla y robarme un poco, tan sólo un poco de frío.
Suspiro...


Hubiera sido más divertido si hubiese sido eterno.



12 comentarios:

María Hojas De Papel dijo...

Es que es perfecto, me encanta *___*

The Gossip Eye dijo...

Simplemente, y como ya te han dicho en el comentario anterior:

P E R F E C T O

:)

m u a a a k
(la ilustración es chulísima!)

Elise dijo...

¡¡Muchas gracias, chicas!! <3

Walking Disaster. dijo...

Es tan profundo... parece que lo vives. Me encantó la última frase <3

Elise dijo...

Gracias <3

alvarobd dijo...

De nuevo juegas con las palabras y creas magia con ella, tu magia. Y luego que vengan los amargados a decirnos que la magia no existe. Existe, está en el interior de cada uno, y tú has sabido sacarla una vez más :)

Un saludo desde el lugar donde se huye de los iguales ;)

Nubes de colores ▲ dijo...

dios... o.o
escribes de una manera increible !!!!!!!! cómo puede ser que no conociera tu blog? *-*
te seguiré muy de cerca tus textos son una autentica maravilla enserio que frases...
hay pocos blogs asi me alegro de aver encontrado el tuyo :)
un besazo enorme (L)

Elise dijo...

¡¡Muchísimas gracias a los dos!! Me alegra un montón que os guste esta entrada :D

Besos para los dos <33

un pequeño corazón de manzana dijo...

Esta vez aparezco por aquí para agradecerte tu comentario. Es lo único que me atrevo a decir. Leo absolutamente todas tus entradas, tan íntimas -e intimistas-, sublimes y subliminales, tan evocadoras del frío del invierno (que personalmente me encanta). Pero son tan bonitas que nunca soy capaz de decirte nada por miedo a escribir comentarios tontos que no lleguen a la altura. Y aunque no deje huella, gracias por lo que escribes y lo que transmites. Y claro, gracias por tomarte tiempo para pasar por el mío.

Elise dijo...

Muchísimas gracias, tu comentario significa mucho para mí. Me emociona que pienses así sobre mis entradas, pero no tengas miedo de comentar. Tus comentarios serán siempre bien recibidos, no serán tomados por tontos, al contrario.

Un beso enorme y gracias de nuevo <3

nikol dijo...

*_* me encanta, de verdad ><

Elise dijo...

Gracias! : )