sábado, 1 de octubre de 2011

Cartas jamás enviadas (VI)

                                                                  El primer día de un caluroso Octubre.
Amado desconocido:
Tus fotografías. ¿Las recuerdas? No, claro que no.  Esas fotografías guardadas en mi cartera, arropadas en mis sábanas y bañadas en lágrimas. Las solía observar continuamente en las tardes de Agosto cuando empezó a ser imposible.
No eran más que trozos de papel, pero para mí lo eran todo. Eran trocitos de esperanza.
Las miraba durante largos ratos, a veces sonriendo y otras llorando.
Llegaron a ser un sentimiento, un sentimiento que renacía después de cada hora de melancolía.
A veces pensaba que sólo eras real en mis fotografías, que sólo existías en ellas. Eso me enloquecía.
Estuve tanto tiempo, tanto tiempo contemplando tu mirada plasmada en papel, tanto tiempo perdido esperando una sola señal.
Ojalá todo fuera como antes. Ojalá nunca hubiera roto todas tus fotografías.

Arrepentida y nostálgica,
La chica de ojos verdes.


P.D: "Si al menos hubiera pensado en las palabras adecuadas podría haber retenido tu corazón. Si al menos hubiera pensado las palabras adecuadas no estaría aquí, rompiendo todas tus fotografías"







2 comentarios:

Jorge Fernández dijo...

¿por que Robert Smith diría eso? Te dejo mi blog para que te pases a ver si te gusta a ti mi blog tanto como me gusta a mi el tuyo. Te sigo ;)

http://breatheofmusic.blogspot.com/

Elise dijo...

Jajajaja Robert Smith, mi gran ídolo!! :)
Me pasaré encantada, un beso :D