miércoles, 16 de noviembre de 2011

La Señorita Rock n' Roll (III)

Había mucha gente. Muchísima gente gritando y saltando, vociferando las letras de sus canciones. Las luces se movían de un lado a otro. La noche era explosiva.
Podía sentir el corazón palpitando en su interior alocadamente. Iba a mil por hora. Sentía la emoción en cada poro de su piel, sus ojos brillaban de felicidad y su sonrisa era natural y contagiosa.
Por la frente le resbalaban gotas de sudor, de satisfacción. Gritaba los versos de aquella canción entusiasmada.
La Señorita Rock n' Roll estaba disfrutando, estaba siendo plenamente feliz encima del escenario.
La canción tomó una dirección más pausada y calmada. El saxofón llenó el lugar, su sonido era profundo e inmenso, como el mar en una noche de Diciembre.
Cerró los ojos y respiró. Intentó respirar acompasadamente para ser capaz de pronunciar aquellos últimos versos de nuevo.
Debía finalizar la canción acompañada de unos punteos de guitarra dulces y acaramelados
Se acercó a él despacio, lentamente, como si cada paso doliera, aunque en realidad anhelaba abalanzarse sobre él, mientras la canción se apagaba con el susurro de el saxofón casi inaudible.
El piano dio pie a su voz, expectante, saltarín y dulzón. Se podía oler la impaciencia del público por conocer el final.
Una armónica solitaria se oía de fondo y entonces, ella, la Señorita Rock n' Roll susurró a una multitud aplastante, a un mundo incomprensible y falso, susurró a gritos la verdad de su corazón vallado y endurecido. Gritó sonriente e inyectada en adrenalina, mientras él sonreía con deje burlón y la animaba con el sonido de su guitarra negra, con su beso de rockero enamorado.


Seguía encerrada en su camerino, aquella fotografía parecía hablarle. Le atormentaba de una manera insoportable. 
Dichosos sus últimos acordes aquella noche, dichosa la cerveza que le hizo enloquecer y huir. 
Dichosa aquella fotografía, que le recordaba que ya no existía, al menos no de la manera que ella quería.





2 comentarios:

Jack Redfield dijo...

Pobre Señorita Rock n'Roll :(
Saca voz, lo siente, y sin embargo... ahora él ya no está y tendrá que seguir cantando aquella canción, aquella que cantó aquella noche... la noche en la que tomaron aquella maldita foto...

Me ha encantado :) Un beso Muuuuuy grande ^^

Elise dijo...

Me encanta que te encante <3

A big kiss! : )